Papá Estado y el colapso




Desde hace tiempo se ido extendido la idea del colapso de nuestra civilización por las redes. Los colapsistas, en estos momentos ya con un número destacable de creyentes, han perdido la fe en el Estado, aunque recurren de forma obsesiva a él para reclamar una planificación total de nuestras vidas para ordenar el colapso y buscar la "igualdad". Todavía no han comprendido que el propio concepto del Estado lo que favorece es la desigualdad, al privilegiar diferentes ámbitos de la economía, creando redes clientelares e intereses económicos muy difíciles de romper, asegurados por la fuerza coercitiva del Estado.

La Administración del Estado ha ido siempre por detrás de los avances de la sociedad. En un momento de gran cambio, como el actual, y un más que probable colapso, siguen pensando que con regulación y cumbres internacionales se puede arreglar el fallo del modelo, consiguiendo pasar la pelota caliente al siguiente político, incrementando el problema cada año.

Siempre volvemos al mismo punto, la necesidad de encontrar estilos de vida sostenibles, hablamos de innovación, de cambiar las reglas de juego, algo para lo que no está capacitado el Estado. Necesitamos espacios de pruebas para poner en marcha modelos sostenibles alternativos al actual. Papa Estado no va a resolver nada, solo puede facilitar que estos prototipos socio-económicos puedan ser probados. Solo desde lo pequeño, desde el riesgo, la experimentación, desde las redes, se puede intentar diseñar y probar otros estilos de vida, que puedan ser más atractivos que la sociedad de consumo industrialista y urbanita.


Enlaces relacionados:

El colapso está aquí




fragmentos del libro Los Últimos de Paco Cerdá


Primero inquietan los titulares. El mayor desierto demográfico de Europa tras la zona ártica de Escandinavia. El territorio más desestructurado del Viejo Continente. El feudo español de la despoblación. El primer caso ibérico de demotanasia. Un éxodo humano transmutado en metástasis de la desolación. Un etnocidio silencioso. Una zona biológicamente muerta y condenada a su inmediata extinción. La Laponia del sur. El vacío. [...]

[...] Alberto huye de idealizar el entorno rural, un pecado mortal que ha sembrado tantas frustraciones en emigrantes utópicos que pretendían dejar el asfalto urbano y abrazar cielos de mariposas y pajarillos que jamás hallaron en el pueblo. Habla de un alcoholismo acentuado en los hombres. Habla también de la falta de iniciativa de la gente, inducida por un acomodamiento y una resignación que amodorran. Habla de mentes refractarias a los cambios, aunque sean nimios. Habla de la necesidad imperiosa que aquí tienen de saber enseguida quién eres, qué quieres, de dónde vienes y si se puede saber quién carajo son tus padres, mejor. 

[...] No existía un término que explicara y definiera lo que estaba ocurriendo en este territorio. De repente, un día se me ocurrió: demotanasia. Demos: población; tánatos: dios de la muerte pacífica. Ahí está la definición de demotanasia: un proceso que tanto por acciones políticas, directas o indirectas, como por la omisión de las mismas, está provocando la desaparición lenta y silenciosas de la población de un territorio, que emigra y deja la zona sin relevo generacional, y con todo lo que ello significa, como la desaparición de una cultura milenaria. Es una muerte inducida, no violenta.

[...] Esto es crear la despoblación. Esto es la demotanasia: que no te permitan subsistir. Si te niegan los servicios más básicos y te ponen pegas ante todo y por todo, no te dejan desarrollarte. No hacen posible que vivas con normalidad.

[...] Cada religión tiene su Biblia, y La Lluvia amarilla es el Libro de los adeptos al culto de la despoblación: una fé seguida por discípulos fervorosos que se sienten compungidos ante el sacrilegio cultural que entraña la desaparición de un pueblo.

Los últimos de Paco Cerdá



el dataísmo: la religión de los datos


[...] El dataísmo sostiene que el universo consiste en flujos de datos, y que el valor de cualquier fenómeno o entidad está determinado por su contribución al procesamiento de datos. Es la confluencia de las teoría de la evolución de Charles Darwin, las ciencias de la vida han acabado por ver a los organismos como algoritmos bioquímicos, y Alan Turing que formula la idea de la máquina de Turing, donde los científicos informáticos han aprendido a producir algoritmos informáticos cada vez más sofisticados. El dataísmo une ambos, y señala que la mismas leyes matemáticas se aplican tanto a los algoritmos bioquímicos como a los electrónicos, haciendo que al barrera entre animales y máquinas se desplome, yespera que los algoritmos electrónicos acaban por descifrar los algoritmos bioquímicos y los superen.

Por tanto, el trabajo de procesar datos debe encomendarse a algoritmos electrónicos, cuya capacidad excede con mucho a la del cerebro humano. El dataísmo se atrinchera en sus dos disciplinas madre: la informática y la biología. Este es el dogma científico actual, y está cambiando nuestro mundo hasta hacerlo irreconocible. Hoy en día no solo se ven como sistemas de procesamiento de datos a los organismos individuales, sino a también a sociedades enteras, como las colmenas, las colonias de bacterias, los bosques y las ciudades humanas. Los expertos ven la economía como un mecanismo para acopiar datos sobre deseos y capacidades, y transformar estos datos en decisiones. Según esta teoría, el libre mercado o el comunismo, en el fondo, son sistemas de procesamiento de datos que compiten. El capitalismo busca un procesamiento distribuido y el comunista centralizado. El capitalismo procesa datos mediante la conexión directa de todos los consumidores y productores entre sí, permitiendo intercambiar información y tomar decisiones de manera independiente.

Fragmentos de Homo Deus de Yuval Noah





el colapso medioambiental desde la óptica norteamericana


[...] Many people perceive climate change as a sort of moral and economic debt, accumulated since the beginning of the Industrial Revolution and now come due after several centuries — a helpful perspective, in a way, since it is the carbon-burning processes that began in 18th-century England that lit the fuse of everything that followed. But more than half of the carbon humanity has exhaled into the atmosphere in its entire history has been emitted in just the past three decades; since the end of World War II, the figure is 85 percent.The graph of emissions over time is very vivid. Which means that, in the length of a single generation, global warming has brought us to the brink of planetary catastrophe, and that the story of the industrial world’s kamikaze mission is also the story of a single lifetime.

sobre la crisis que viene




Creo que en este otoño se manifestará con toda su crudeza la crisis en España. Estas son algunas de los hechos que me llevan a esta conclusión:
  • La situación de caos político. La política como ha sido concebida en las últimas décadas ya no sirve a la sociedad. La alternativa populista es la más probable. Los partidos existentes tenderán a convertirse en populistas
  • La fractura del modelo territorial de España. Será imposible mantener la unidad territorial en un largo plazo
  • La exposición masiva ante el dominio público de las múltiples redes clientelares y la corrupción
  • La difusión entre la opinión publica de la falta de sostenibilidad del sistema de pensiones
  • La falta de un futuro que no sea precario para la mayor parte de la juventud en España
  • La entrada masiva de inmigrantes y la imposibilidad de defender la frontera que separa ricos y pobres
  • La caída del referente cultural occidental, EEUU
  • El fin de la expansión cuantitativa
  • La manifestación sin género de dudas de la próxima crisis medioambiental que sentenciará para siempre el modelo económico basado en el crecimiento ilimitado