Costa Rica, la utopía


El camino a la utopía existe. Se llama Costa Rica, en Centro América. Desde 1948 no tienen ejército. Decidieron por votación eliminar sus fuerzas armadas y destinar el presupuesto que le asignaban integro a mejorar la educación del país, considerada actualmente como una de las más exitosas. Tiene uno de los mayores porcentajes de superficie protegida del mundo y cuenta con una altísima diversidad biológica que les prepara para ser un país relevante en la sociedad del conocimiento, para poder conocer como la naturaleza se ha adaptado en forma de múltiples y variadas formas de vida. Sus dirigentes proclaman su modelo en los foros internacionales, pero los políticos occidentales no quieren escuchar sus experiencias.

Mientras tanto, el 30 % de las especies del mundo están al borde de la extinción, algo que según los expertos desencadenaría una extinción masiva si no conseguimos salvarlos. El causante del problema es el ser humano con su voracidad desarrollista, a la par que esquilma los recursos naturales y contamina agua y aire. Mientras tanto, mantiene guerras por los recursos, los ricos se lo quitan a los pobres. Alianzas de países occidentales mantienen y promueven guerras y destrucción allí donde ven amenazados su estilo de vida del bienestar. Mientras tanto, más de 1.000 millones de personas pasan hambre aistiendo atónitos a un mundo donde en otros lugares se tira la comida y tienen problemas de sobrepeso en más del 60 % de la población.

Internet se ha convertido en el gran catalizador de los activistas antisistema, de los idealistas que son conscientes de la obscenidad que nos rodea y que creen que se puede cambiar el sistema. Además, llegados a este punto hay que cambiarlo de abajo hacia arriba, porque los políticos, los de arriba, del mundo occidental son inmobilistas y lo único que buscan es perpetuarse en el poder manteniendo todo como está, mientras juegan a encender sin parar la máquina de hacer dinero, financiando a la banca y a parte de sus ciudadanos. Desde internet se genera el conocimiento que nos llevará a una sociedad más justa y feliz, para todos. Y en internet es donde se pone a disposición de los ciudadanos del mundo.

Costa Rica nos marca esa utopía anhelada.



No hay comentarios: