la localización económica


Un ecosistema natural es un sistema complejo que se autorregula y se va adaptando a las circunstancias cambiantes. El sistema económico mundial es también un sistema complejo, muy eficaz pero con una resiliencia muy débil, básicamente por dos razones. Por la existencia del monocultivo monetario, basado en pocas divisas, cuyo control depende de un número reducido de personas y condicionando por claros interés económicos, y, por el grado de burocracia que ha alcanzado el sistema a un nivel que roza la locura (p.e.: los trámites administrativos de cualquier empresa o la propia comisión europea o el proceso de deliberación de la democracia representativa o el tránsito internacional de productos y materias primas).

La localización económica se presenta como una oportunidad de cambio, para conseguir resiliencia por la especialización en nichos y la posibilidad de que una comunidad sea capaz de cubrir buena parte de las necesidades de sus miembros, creando plataformas basadas en la economía de fuente abierta que puedan generar una espiral creciente de conocimiento. La localización física de la economía neutralizará parte de las consecuencias nefastas de la globalización, como puede ser la pérdida de diversidad, donde comunidades que sigan este modelo cosecharan sus propias necesidades, reduciendo su dependencia del sistema económico capitalista, crearan un ambiente de relaciones más humanas, con impacto directo en su salud y en la ganancia de "felicidad".

La clave para el éxito y expansión viral de este concepto es la creación de plataformas de fuente abierta que doten a las comunidades de conocimiento para reducir dependencia del sistema complejo centralizado que tenemos. Este desarrollo de fuente abierta que va mucho más allá del software. Está permitiendo que comunidades emergentes estén creando conocimiento en todos lo campos necesarios, como pueden ser sobre la mejor manera de organizar una comunidad legalmente dentro del sistema, pero con el impacto mínimo del estado en la comunidad, desarrollando un conocimiento legal, o incluso sobre la creación de naciones-estados en aguas internacionales. O comunidades que desarrollan en fuente abierta la posibilidad del "hagalo usted mismo".

La globalización virtual es la clave de la expansión del conocimiento, y para preservar el planeta y nuestra calidad de vida, es necesario el desarrollo de una tecnología que permita la localización física del depredador estilo de vida occidental, donde hay un objetivo que tiene que ser irrenunciable, la creación de una forma de vida que no emita contaminación y que no destruya biodiversidad. Estamos hablando de simplificar la vida occidental y de generar un conocimiento que sirva a su vez para extender esta forma de vida a los países del sur para acabar con la pobreza y la miseria.





No hay comentarios: