el martirio de San Osama


La razón de las guerras es difícilmente entendible. ¿Por razones económicas? ¿Por los recursos escasos?¿Por el petróleo?¿Por mandato divino? Es odio, egoísmo y falta de humanidad.

¿El fin justifica los medios?¿Son héroes o villanos? El honor no puede existir en la guerra del siglo XXI. La gloria es para los que hacen avanzar la sociedad hacia un mundo más justo utilizando el intelecto, no la fuerza militar. Ser patriota no es querer al ejército, es querer al pueblo pacífico que se entiende, respeta y ayuda a los demás pueblos.

En la sociedad del conocimiento, la guerra no tiene lugar. Ninguno, aunque sea pequeño. Aunque tenga razones elevadas. No existen argumentos para el sin sentido de la destrucción, para el uso de la violencia y la opresión del débil por el más fuerte.

! MUERTE A LA GUERRA !.

! DESTIERRO PARA LOS QUE LA PROMUEVEN !




No hay comentarios: