revuelta en FarmVille


Mucha gente piensa que la crisis actual la solucionará las innovaciones tecnológicas que se producirán de forma natural dentro del actual sistema imperante. Este optimismo tecnológico parece incierto y llevaría a planteamientos solo apto para los mas grandes, por la inversión necesaria, y, por el complejo y costoso mundo de la protección de la propiedad intelectual. En el mejor de lo casos, todo seguiría igual.

Un desarrollo colectivo dentro de la sociedad red del conocimiento puede ser mucho más efectivo, rápido, barato y justo para los hombres de la tierra, bajo el paraguas de la economía del dón.

Pasar a la acción está al alcance de todo el mundo, desde convertirse en activista y cambiar pequeñas cosas de la vida, según el pensamiento del consumo responsable, hasta salir del sistema, para lo cual no es necesario derrocar a las instituciones. El objetivo de Cero Emisiones es alcanzable hoy mismo, no hay que esperar a que se descubra una energía limpia y barata, sin tener el cuenta el límite biológico del planeta como parece que estamos en estos momentos y esperando que nos salve algún gurú del Forbes, a cambio de subir posiciones en el ranking. Este objetivo se puede alcanzar basando nuestro estilo de vida en las casas autosuficientes y cerrando el ciclo de vida de los productos.

Un enorme problema para resolver es que la mayoría de la población vive en ciudades y reducir a cero emisiones una ciudad es por el momento algo complejo e innabordable economicamente, pero en una transición factible se puede reequilibrar el problema provocado por la masa de personas que el sistema ha expulsado cruelmente del mismo (los desempleados) y de las que tiene que cuidar para que no pongan barricadas en las calles.

Nos enfrentamos al dilema de permitir que la sociedad entienda el problema poco a poco y que se vaya adaptando con la lentitud e ineficacia de los políticos contemporáneos, o revolucionar el sistema, por una cuestión de supervivencia y de ética con las generaciones futuras.

La alternativa que parece más accesible es la opción individual, cada persona puede intentar esa vía revolucionaria. Algunos consideran que esta alternativa es incluso necesaria para evitar un potencial conflicto bélico mundial que provocaría la asimilación del trauma de la pérdida del poder establecido. Cada persona tendrá que tomar una decisión de continuar con la sumisión voluntaria al sistema o romper el contrato y abandonarlo, diseñando su propio programa de transición.

Muchas de ellos primero tendrán que comprender el problema al que nos enfrentamos, ya que aunque una gran masa de personas han accedido a las herramientas de la sociedad del conocimiento, la superficialidad invade la mayoría del pensamiento actual. Hemos visto como la comunidad más potente de España (por tamaño y tasas de actividad) ha conseguido hasta consagrar estrellas en la televisión utilizando la red. Ese mismo poder, puede ser utilizado para generar una revolución sin violencia, para lo que el pensamiento avanzado debe descubrir como acercarse a la masiva audiencia de redes centralizadas como Forocoches o Facebook, para facilitar el cambio educacional necesario.

Pasar a la acción es convertirse en revolucionario. Consiste en inventar a nivel personal o en una comunidad una forma de vida que siga esos ideales y trasmitir la experiencia. Si muchos lo hicieran con éxito, la red amplificaría el mensaje hasta en el último rincón de la tierra, incluso hasta donde ni siquiera hay conexiones a la red. Y muchos la seguirían y si esto sucediera sería la primera revolución no sangrienta de la historia, recogiendo al herencia cultural de la no violencia y los hippies de los 60.

¿se atreverá los amos de FarmVille a combatir a los revolucionarios pacíficos?¿puede el sistema controlar algo como la red?

Si movimientos de localización económica y medioambientalistas continúan su veloz desarrollo, actuarán de aceleradores de la crisis. Hay una masa crítica mínima que permite al sistema actual funcionar, y por debajo de ese umbral todo se cae por la propia necesidad de crecimiento económico del modelo capitalista. Tras 2 años y medio de crisis financiera, el sistema está en el momento más débil de su historia y se masca en el ambiente la revuelta de FarmVille.



No hay comentarios: