vuelta a lo pequeño





Hablamos de estados-naciones, empresas, asambleas, parlamentos, reuniones, en definitiva seres humanos intentando gestionar algo.

Quizás una de las claves para evolucionar el modelo en caída libre sea distribuir las organizaciones en unidades operativas mucho, muchísimo más pequeñas, para ganar en eficiencia, respuesta, flexibilidad, creatividad, incluso, podríamos decir, volver a tener una dimensión humana, la de la tribu, la que todavía llevamos en los genes, donde el grupo puede decidir sobre sus normas y como interactúa con otros nodos.

En un momento en el cada vez se habla más del NWO (New World Order), el super-gobierno mundial que nos ordenaría nuestras vidas y la economía, o de la Unión Europea avanzando hacia la integración total... la intuición nos pide exactamente lo contrario.




No hay comentarios: