escenarios de la restructuración soberana


Casi todos los economistas opinan en estos tiempos sobre la solución más eficaz para la crisis de la deuda soberana en Europa y EEUU. Parece que el consenso apunta a la necesidad de poner en marcha un plan contundente que pare la sangría y que deje de tener atenazado a toda la economía, poniendo incluso en peligro, el sistema monetario en su conjunto.

Mis opiniones:

  • Hay que considerar el problema en su dimensión correcta: no solo tiene el problema de deuda los países periféricos del euro, si no que hay que incluir a Francia, Inglaterra y Estados Unidos. Existe un problema en el euro y el dolar, que a su vez son las monedas de intercambio del comercio internacional y valor refugio de las reservas de los bancos centrales en el mundo
  • No vale ningún plan que arroje a la mazmorra del desempleo y la precariedad a el grueso de la población del país afectado. La latinomericanización de la economía en los países occidentales llevará a la insurgencia. Ante pagar a los acreedores y convertir el país en un erial de miseria, e impagar e intentar reducir el desempleo, creo que está clara la respuesta por parte del deudor, se lleve por delante a quien se lleve, e independientemente que si te vuelven a re-rescatar agarres el dinero, aunque sepas que no vas a poder devolverlo. Este comentario incluye a los que apoyan la corriente de opinión de que el problema se resuelve creando unos bonos Brady. No estoy en desacuerdo en el instrumento refinanciador, si no en la filosofía que hay detrás
  • En la empresa privada cuando hay una situación de insolvencia la ley te obliga a restructurar ordenadamente la empresa solicitando el concurso de acreedores o los administradores responderán con su patrimonio. No entiendo porque no se aplica al Estado, en sus distintos niveles de administración. ¿Que pasa con el pacto de estabilidad del euro y la imposibilidad de aumentar el déficit por encima del 3 %?¿Que pasa con la reciente ley de morosidad y de economía sostenible? No puedes pretender que haces las leyes y cumples las que te apetece y que luego no ocurra nada. Ese es el principal camino de la descomposición total en el que estamos en estos momentos
  • Cuando se presenta un plan de viabilidad, según la ley concursal, tiene que ser aceptado por el 50 % de los acreedores, hay unos plazos de obligado cumplimiento y un sistema para controlar el cumplimiento del convenio. Los planes de viabilidad puestos en marcha en los rescates son un rodillo demoledor que solo llevará al desastre, se han decidido por un grupo de burócratas, que son los que han creado el problema, y se han impuesto en nombre de la libertad y de la democracia
  • El hecho de que no exista un plan de contingencia legal soberano ante problemas financieros (una especie de chapter 11) deja a la arbitrariedad de los políticos de turno la solución del problema. Si coincide una crisis como la actual con una clase dirigente inmobilista, sin ideas y sin visión de futuro que no sea el suyo, o sea, el de perpetuar sus privilegios, no existe un marco de actuación que garantice el buen fin y su legitimidad



No hay comentarios: