los indignados suben de tono


Estimulados por el éxito de la ola de indignación mundial que ha invadido todo el espacio mediático y hace hervir las redes sociales y los blogs, la insurgencia en forma de protestas callejeras ha pasado a ocupar dos edificios en Madrid y Barcelona, buscando un símbolo como fueron las acampadas. En EEUU los okupas de Wall Street lanzan consignas para que la gente retire sus ahorros de los bancos.

Esto no ha hecho más que empezar. La descomposición genera más descomposición.





No hay comentarios: