vuelva usted mañana


No se si algo ha cambiado desde la época de Larra. En los tiempos del internet masivo y la sociedad red, todavía hay que someterse a una auténtica pesadilla cuando tienes que hacer trámites con la administración del estado. Sacas tu número, te sientas, esperas a que te llamen en una mesa numerada y descubres como los sistemas informáticos son tan cerrados como los funcionarios autómatas que teclean y teclean, y cuando una casilla no se puede rellenar, te mandan a otra jurisdicción del estado, donde comienzas de nuevo el bucle. Cuanta ineficiencia, cuanto tiempo y dinero perdido, que poco futuro les quedan a estas prácticas de la burocracia estatal.






No hay comentarios: