Panamá City, una ciudad en construcción



Desde 1999 la explosión económica del país está provocado cambios muy profundos. Panamá City se encuentra completamente empantanada por las obras. Están construyendo el metro, un paseo marítimo, recuperando el Casco Antiguo y las inexistentes playas. La exuberancia latinoamericana de la ciudad mezcla los condominios de lujo, con los guetos de los pobres, los centros comerciales mastodónticos, con la tradicional lonja de pescado. Huele a agua corrompida, todo está lleno de polvo, ruido, obras, desvíos, tráfico, basura,... Panamá es una ciudad en construcción. Seguro que dentro de unos años será una ciudad increíble.

Muchos inversores se han fijado en la ciudad de Panamá en los últimos años, lo que está provocando cambios muy profundos. Es una de la ciudades con mayor crecimiento económico de toda Latinoamérica. En 1999 los gringos devolvían el Canal de Panamá a los panameños. Hasta ese momento, los panameños recibían una ínfima parte de los suculentos beneficios del Canal. Casi toda la población trabajaba de una manera u otra para los estadounidenses. Panama City era un gran gueto, rodeado por las urbanizaciones en las que vivían los norteamericanos destinados a Panamá. La soberanía del pueblo panameño ni siquiera existía de facto.

La ciudad de Panamá fue la primera ciudad española en las costas del océano Pacífico desde su fundación en 1519 por Pedro Arias Dávila. Se convirtió en el punto de partida para la exploración y conquista del Perú, y, en la ruta de tránsito para los cargamentos de oro y riquezas provenientes de todo el litoral Pacífico del continente americano que se enviaban a España. Las riquezas generadas por su comercio en tránsito fue objetivo de muchos piratas, como sucedió en 1671 en el ataque de Henry Morgan cuando el Capitán General de Tierra Firme, Juan Pérez de Guzmán ordenó evacuar la ciudad y volar los depósitos de pólvora provocando un gigantesco incendio que la destruyó completamente. Las ruinas de la antigua ciudad todavía se mantienen. Es conocida como el conjunto monumental histórico de Panamá la Vieja. La ciudad de Panamá fue reconstruida en 1673, ubicada a 2 km. al oeste-suroeste de la ciudad original conocida hoy día como el Casco Viejo de la ciudad, actualmente en fase de restauración del estado cochambroso en el que se encuentra.

El contrapunto de las antiguas mansiones coloniales españolas con los rascacielos de apartamentos de lujo que van ocupando todo el espacio de la primera línea de costa habla de un pasado glorioso fusionándose con un presente vertiginoso. Tras la línea de edificios de diseño aparecen entre brumas los barrios con las casas de los getos. Parece que perdieron la capa de pintura hace años, decoradas con la ropa tendida, las antenas parabólicas que pueblan sus terrazas, rodeados de basuras y arroyos malolientes, con sus habitantes esperando ansiosamente una oportunidad para salir de la miseria. Mientras llega, muchos cansados de esperar, sobreviven evadiéndose con el crack que hace tiempo invadió todas sus calles.

Vamos conociendo una ciudad que no nos seduce, a pesar de lo interesante del momento que está viviendo. El modelo de ciudad de plástico al estilo de Miami Beach, artificial, consumista y hedonista nos produce sentimientos encontrados ya que no dudamos que pueda ser terreno abonado para hacer negocios y ganar dinero, como parece ser que está ocurriendo para muchos emprendedores de todo el mundo que la están convirtiendo en un lugar cosmopolita asignándola un papel de líder en la economía de la región centroaméricana.






No hay comentarios: