De Guindos: "Tengo el honor de dirigirme a usted para solicitar ayuda financiera"


Mansos, chapuceros, mentirosos, cutres, mediocres,... decir a estas alturas que nos llevan de cabeza al abismo es quitar importancia a lo que está ocurriendo. Pero el español es manso, inculto e igual de casposo que sus dirigentes, o si no, como se puede explicar que alguien vuelva a invertir en un producto bancario  en España viendo el trajecito a medida que le están haciendo a los inversores que compraron preferentes...




1 comentario:

La cabra dijo...

Es la gran pelota que rueda por la ladera de la montaña a una velocidad cada vez más rápida, y que acabará llevándose por delante todo lo que encuentre.
Con la que está cayendo, los clientes bancarios cambian su palmada en las preferentes por una opción de recuperar algo con unos bonos subordinados, que no recuperarán ni un céntimo, y que como el banco que se los vende palme, los va a colocar en el furgón de cola de los acreedores.
Y si no palma el banco, palmará el bolsillo del cliente que no solo no recuperará su inversión en las preferentes, sino que cuando venzan los bonos convertibles por las que las canjeó, le volverán a ofrecer un nuevo canje por el modelo de papeleta que invente la autoridad económica para computar como capital de la entidad vendedora ... Y de la pasta, si te he visto no me acuerdo. Y si no, al tiempo.