los problemas medioambientales van más allá de la escasez




Con el desarrollo de la crisis y la mutación que está experimentando la sociedad, observamos con optimismo que uno de los grandes problemas medioambientales se ha convertido en topic en las conversaciones. Me refiero a la escasez de recursos y el fuerte desacoplamiento entre extracción potencial y una de las bases conceptuales del modelo de crecimiento que los considera infinitos. La difusión por parte del sistema de la idea del optimismo tecnológico que será capaz de solucionar está ecuación, también nos parece positivo para subir el nivel del debate. 

Está muy bien, pero hay que ir más allá, porque el deterioro de la madre tierra tiene otras facetas, no menos importantes y que no se encuentran en la agenda pública de la mayoría de las conversaciones que apuntan a algo interesante en la red. 

Con el único ánimo de no perder la perspectiva y tratar de incluir otras variables vitales en la agenda, me gustaría repasar la siguiente lista:
  • nuestra actividad basada en los combustibles fósiles crea contaminación y contribuye a aumentar las emisiones de CO2 que contribuyen a acelerar el calentamiento global. La vida urbana y el comercio internacional son factores impulsores de forma destacada
  • la energía nuclear no es un sustituto de nada, ya que es una energía peligrosa y que genera residuos muy tóxicos de larga duración
  • la mayoría de los productos que consumimos no cumplen un ciclo de producto mínimamente ecológico, no utilizan materias primas recicladas, ni se pueden reciclar y muchos incorporan productos químicos tóxicos
  • seguimos deforestando a toda velocidad el planeta. Los árboles y el océano son los únicos neutralizadores naturales del CO2.
  • continuamos sobre-explotando el mar y vertiendo cantidades ingentes de contaminantes en el elemento que regula la vida en la tierra, a través de la auto-regulación de la atmósfera 
  • no hemos sido capaces de frenar el ritmo de destrucción de la biodiversidad. El 30 %, al menos, de las especies del planeta están en peligro de extinción
  • el agua dulce cada vez es más escasa. Buena parte de las reservas de agua dulce del planeta corren riesgo de contaminación severa.
  • el modelo agroindustrial imperante genera contaminación del suelo, vía pesticidas y fertilizantes, y pérdida de biodiversidad por el monocultivo y las semillas transgénicas. 
  • las especies invasoras y la destrucción de las faunas y floras locales, se ha convertido en un problema medioambiental de gran magnitud.
Mientras no veamos el problema medioambiental como un TODO, no podremos entender la dimensión del problema que tenemos que resolver. Lo demás, es seguir la estrategia del avestruz. 





2 comentarios:

Camino a Gaia dijo...

Pues completamente de acuerdo.
Por sistematizar podríamos dividir la actual crisis económica ¿crediticia? en cuatro crisis que se corresponden con la economía real: Crisis energética, crisis de biodiversidad, crisis demográfica y cambio climático. Estamos ante la desestabilización del sistema biológico global a causa de nuestro crecimiento desaforado e irracional.

----- jorge juan ---- dijo...

La oportunidad en estos momentos es la quiebra del modelo del crecimiento. Mientras los políticos se dedican a ver como podemos volver a crecer, podemos poner en marcha opciones de un crecimiento distinto que no entra dentro de los parámetros clásicos del crecimiento económico, pero que si implican progreso y atacan varios flancos simultáneamente.

Gracias por tu comentario.