contabilidad ambiental


La contabilidad ambiental se puede definir como la generación, análisis y utilización de información financiera y no financiera destinada a integrar las políticas económica y ambiental de la empresa y construir una empresa sostenible. Identificamos contabilidad ambiental con el conjunto de instrumentos y sistemas que permiten a la empresa medir, evaluar y comunicar su actuación ambiental a lo largo del tiempo. La contabilidad ambiental debe servir a la dirección de la empresa para contar con información fiable, verificable y periódica para determinar si la actuación ambiental de la compañía se desarrolla de acuerdo con los criterios establecidos por la citada dirección.


En estos momentos en lo que es clara la necesidad de modificar el modelo productivo, es vital introducir el impacto ambiental en el cálculo de los costes de producción, algo que se ha quedado siempre como una plúsvalía en el armario.

Pero para conseguir este objetivo primero habrá que definir unos principios contables que permitan crear una contabilidad ambiental que mida el impacto en el medio ambiente de las acciones individuales, de empresas y del sector público. El debate está abierto en la red. De momento lo que más se acerca a lo que debe ser son los Análisis de Ciclo de Producto y los diferentes sellos medioambientales.

Disponiendo de la información, un proyecto dentro de la sociedad del conocimiento no puede dejar de tener una estrategia que solo puede ser la de convertirse en un creador de emisiones negativas, o sea, no solo no debe de dejar de emitir, si no que debe convertirse en una entidad orgánica que genere biodiversidad al recuperar emisiones contaminantes. El listón está alto, pero no puede ser de otra forma.





No hay comentarios: