España en los puestos de pipas o el baile de la silla


ACS vende a destajo acciones de Iberdrola, asumiendo fuertes perdidas. Son aquellas que compró con un crédito, entre otra entidades, concedido por Bankia. Bankia renueva los multimillonarios créditos a Florentino mientras cancela las pólizas de crédito a la mayoría de sus PYMES clientes. La entidad pide dinero al estado mientras desahucia familias sin piedad, intentando recuperar lo que puede de su activo tóxico. Las PYMES, encadenando ERES no consigue equilibrar su posición de tesorería. Nadie cumple la ley de morosidad, eso sí, tiene que seguir liquidando el IVA de las facturas que no cobra, parte de servicios contratados con la propia administración pública. Los juzgados bloqueados por la avalancha de los concursos de acreedores, a estas alturas, muchos son concursos personales de familias que entran en la insolvencia. Por la calle se ven a los jubilados reclamando su dinero de las preferentes, policías de paisano arremetiendo contra policías de guardia y manifestaciones de funcionarios que no quieren ser ellos los que paguen las crisis. El estado ya no sabe ni como hacer sus números, ya que va siempre tres pasos por detrás de lo que está ocurriendo. Cada plan de ajuste cuando se aplica ha quedado obsoleto por la caída de los ingresos. Las comunidades autónomas se rebelan,...

El baile de la silla continua. Cada vez que para la música y hay que intentar encontrar una silla para sentarse, hay una silla menos. El que se queda de pie, está fuera. A concurso, a la insolvencia, a emigrar o a la indigencia. Todos estamos concentrados. No se puede uno despistar. El que se queda sin silla, es expulsado. La abundacia irracional del crédito está siendo purgada a golpes, sin orden, sin un plan, al dictado de la música de los mercados, que solo reflejan la psicología de los millones de ciudadanos aterrados intentando sobrevivir, no perder sus ahorros, que no les enganchen en las otras preferentes, en Rumasa, con los nuevos impuestos, con lo que le ha pasado a tu vecino que ya tiene fecha fijada de desahucio,...

¿Y cuando solo quede una silla?

España se venderá en los puestos de pipas. Los chinos, los alemanes, las mafias paraestatales,... Todos se frotan las manos pensando en los descuentos que obtendrán. La población precarizada, una vez destruida la clase media, asistirá atónita al devenir de los acontecimientos, mientras tu nuevo jefe chino juega al golf en ese bonito y exclusivo club de las afueras de Madrid. 




2 comentarios:

Jose Angel Zabalegui dijo...

Explicar de forma tan sencilla (y dramáticamente real)lo que está sucediendo y lo que viene, solo puede obedecer a un proceso profundo de estudio y análisis.... comparto este post porque no se puede decir más claro y más sencillo el aviso a navegantes!

----- jorge juan ---- dijo...

¿Como parar el baile de la silla? Quizás rompiendo el euro y ordenando la restructuración financiera