no existe innovación hasta que no es adoptada por la sociedad


La sociedad red no es la tierra prometida de la Era de la Información, es simplemente una nueva y específica estructura social, cuyos efectos para el bienestar de la humanidad son indeterminados. Todo depende del contexto y el proceso. […] No hay revoluciones tecnológicas sin transformación cultural. Las tecnologías revolucionarias han de ser pensadas. No se trata de un proceso de pequeños avances; se trata de una visión, de un acto de fe, de un gesto de rebelión. La financiación, la fabricación y la comercialización, por supuesto, decidirán en última instancia qué tecnologías sobreviven en el mercado, pero no necesariamente qué tecnologías se desarrollan, porque el mercado, por muy importante que sea, no lo es todo.

Epilogo de "La ética del hacker" de Pekka Himanen por Manuel Castells.

Una amiga me contaba que "no existe innovación hasta que algo nuevo no es adoptado por la sociedad". Llevo dos días reflexionando sobre esto. Luego, una novedad que ha sido adoptada por la sociedad, implica que ha triunfado en el mercado. Pero entonces me surge un duda, toda la innovación se dirigiría a satisfacer el mercado, el que ya hay, el que existe, pero no el que puede llegar a existir. Para comenzar un proyecto de investigación habría que hacer un focus group. Esto me suena a la sociedad de consumo. 

Creo que cuando hablamos de innovación hay mucho de intuición, sin duda, mucho esfuerzo y quizás, algo de suerte, pero como escribía Castells, no hay revolución tecnológica sin transformación cultural, se trata de una visión, de un acto de fé, de un gesto de rebelión. La visión antecede a la innovación, el deseo de lograr transformaciones culturales. Que el mercado lo acepte, es algo que sucede a posteriori. Ahí reside el riesgo. Innovación es riesgo, no solo en el propio proceso creativo, si no, en la adopción de una determinada visión.




2 comentarios:

Amaya Uscola dijo...

Efectivamente, esa cita asigna a la innovación el propósito de generar mercado.
Puesta en contexto, la escuché en unas ponencias de Innovación en marketing y comunicación. La cita es de Fernando de Vicente, director de Marketing.

Es cierto que hay una gran área de la innovación que nace de la vocación de satisfacer un mercado. Al menos en el entorno del Marketing y la Comunicación,  parece natural que así sea.
Tal vez sea un sector que está sobreutilizando el término, en algunos casos. Pero si que está haciéndole justicia en otros (por suerte).

La medida del éxito de una innovación en términos de Marketing, si sería pues la adopción por parte de todo el mundo.

Seguirá existiendo innovación que parta del mercado y de las marcas, puesto que lo quieran o no, están abocadas a ello para sobrevivir. Sin innovación y sin riesgo, las marcas mueren.

El otro planteamiento es el de la innovación para la búsqueda de soluciones a problemas sociopolíticos, y ahí dentro meto todos los sectores destinados a procurarnos bienestar, sin entrar en analizar el término (Ciencia, Medicina, Industria, etc. ).

Me parece más interesante. Parte de un análisis más profundo, parte del análisis del auténtico bienestar, así que estamos totalmente de acuerdo.

Dentro de este tipo de innovación, serán las innovaciones que nazcan del análisis, de la investigación y desarrollo con el objetivo de la voluntad de la raza humana por sobrevivir primero, y prosperar después.

Y finalmente, siempre habrá algunas innovaciones que nazcan de lo inesperado, pocas, pero brillantes. Innovaciones que ocurrirán en lugares inauditos, contra toda predicción, lideradas por los menos indicados, acercándonos de nuevo  a la utopia de los grandes descubrimientos inesperados.

Innovación es riesgo, dices: touchée.
Es riesgo, porque la innovación es de los valientes.
¡¡¡Vayamos a la India por el Oeste!!!

----- jorge juan ---- dijo...

Gracias por tu comentario Amaya.

He comenzado a escribir mi respuesta, y me sale muy larga, luego la publico como otra entrada: ¿que es la innovación?