comunidades del mundo: uníos


A estas alturas no queda nadie que no esté sufriendo la crisis económica en España. La clase media española está siendo aniquilada, suplicando en el calvario que alguien arregle este desaguisado, que cesen los recortes, que todo vuelva a ser como antes, sin querer reconocer que lo único que importa en estos momentos es asegurar el pago de la deuda a los acreedores. Ellos no importan. La miseria no importa. Que la familia media española haya entrado en economía de guerra no importa. ¿No se dan cuenta los dirigentes que ellos mismos han roto el frágil círculo virtuoso de la sociedad de consumo? Producir, consumir, tiempo de trabajo, tiempo de ocio, crédito, consumo... La familia media española ya no tiene ni para pagar la hipoteca energética de sus ineficientes viviendas que se acumulan en una oferta que nunca tendrá la oportunidad de ser cubierta. Hasta la gran esperanza blanca, los emprendedores, se asoman al precipicio de una nueva burbuja punto com

En 2013 veremos una subida de nivel en la crisis sistémica. El análisis de ciclos que seguimos nos apunta a una fuerte caída de la bolsa americana. Pero también del euro, arrastrado por una posible caída importante de la bolsa alemana. El mercado de bonos soberanos se sitúa también en potencial derrumbe. España nunca será rescatada, pero el sur de Europa dejará de aparentar ser el único foco de la crisis. 

Quizás 2013 sea el último año en el que se puedan tomar decisiones de transición entre el modelo fracturado y los nuevos modelos emergentes. El sistema atacará con fuerza los modelo innovadores que demuestren éxitos y por tanto, vías alternativas a la fractura, negándose a asumir que la sociedad red no necesita ya sus servicios corporativos. Tardará más tiempo, costará más, pero el proceso evolutivo no tiene vuelta atrás posible. 

La comunidad se convirtió en la organización más eficiente para estructurar innovaciones, cambios, evolución, en definitiva la búsqueda de la superviviencia. Comunidades digitales están construyendo esa red con la que no podrán competir las estructuras empresariales clásicas. Comunidades locales buscan generar cohesión social intentando cubrir las prestaciones que va abandonando el estado por falta de visión en la estrategia de reestructuración ante la falta de capital. Ambos tipos de comunidades tendrán como objetivo principal no ceder plusvalías, preservar riqueza entre sus miembros. Viene la economía colaborativa. Solo desde la organización comunitaria podrás sobrevivir a la caída de la civilización occidental sin tener que aceptar una precarización que no ha hecho más que empezar.





No hay comentarios: