hace tiempo que perdimos el respeto a la madre tierra


La especie humana se convirtió en plaga. En nombre del progreso van sumándose las contradicciones, como que cuatro compañías controlan el 90 % de la producción alimenticia mundial. Los científicos no paran de recordarnos que el cambio climático está a la vuelta de la esquina y seguimos viviendo como si no existiera. El punto de no retorno está muy cerca.




3 comentarios:

Jose Angel Zabalegui dijo...

El ser humano solo reacciona cuando se encuentra entre la espada y la pared: el colapso del sistema se está convirtiendo ya en una necesidad

----- jorge juan ---- dijo...

Si, desde el fondo se puede construir... O eso, debemos pensar

Silvia Garcia dijo...

¡Qué triste que haya que llegar al fondo para hacernos reaccionar! La inercia es siempre un proceso difícil de romper