Bitcoin como valor refugio: liquidez, seguridad y profundidad de mercado


No solo podemos utilizar Bitcoin como indicador adelantado, si no, que muchas personas están utilizando como cobertura ante la grave crisis por la que atraviesa el dinero fiduciario, el dinero emitido por los estados. Desde la semana pasada, cuando se desataba el pánico ante el corralito de Chipre, las descargas de wallets de Bitcoin se han disparado en España, un movimiento paralelo al fuerte incremento en las búsquedas en Google. Aunque hay voces que alarman sobre la formación de una posible burbuja en esta moneda criptográfica, la entrada constante de nuevos compradores pueden estar sentado la base para convertir Bitcoin en una especie de sucedáneo del oro, en el sentido de valor refugio, donde hasta comienzan a surgir vehículos de inversión colectiva. El fuerte incremento de apertura de cuentas en el principal broker del mercado, Mt.Gox, unido a una mayor profundidad en la liquidez del mercado, donde se pueden ver ya acumulaciones de órdenes por importe de más de 5 millones de dólares, parecen indicar que estamos ante algo no visto hasta la fecha. Por otro lado, no paran de lanzarse nuevas aplicaciones, alguna de las cuales son especialmente destacables al unir grandes bases de usuarios con la transferencia inmeditata de bitcoins.

Desde mi punto de vista, solo podría frenar la escalada del precio dos factores: una regulación restrictiva (el día que se atrevan a intentar regular una moneda que no se puede trazar) o un problema técnico masivo.






2 comentarios:

Silvia Garcia dijo...

Cuando los Gobiernos pierden credibilidad y las monedas se convierten en papel mojado, todos tenemos que buscar valores refugio antes de que llegue la expropiación y el dinero fiduciario no tenga ya ningún valor.

----- jorge juan ---- dijo...

Si, la verdad es que estamos observando que muchos inversores están intentando "quitarse" el dinero, comprando tierra y bienes físicos. En el mundo de las divisas, como todos quieren devaluar, las únicas que valen son las alternativas, comenzando por Bitcoin, por su estado del arte tecnológico, pero no es desdeñable lo que está ocurriendo con otras monedas locales en España.