el robo de la acciones preferentes: la quiebra moral de la sociedad


Tengo unos tíos, que rondan los 90 años, que compraron acciones preferentes de una Caja de Ahorros. Ayer me pidieron ayuda para entender una carta buro-fax que les había mandado la caja para explicarles que de los 12.000 euros que habían invertido, les devolvían algo más de 3.000. El lenguaje que empleaba la carta era tan farragoso y pseudo-legal que realmente asustaba. Había sido impresa por impresoras antiguas, con papel de carro recortable, generado por un programa a medida para "gestionar" las miles de cartas para miles de jubilados a los que vendieron sus diabólicos productos para seguir maquillando su insolvencia. Ya no tenía el glamour financiero marketiniano de los extractos y diversas promociones que suelen enviar... 

Una sociedad que esquilma a sus mayores, robandoles legalmente y por decreto, está moralmente quebrada, a parte de financieramente. Solo hay una opción de arreglar de forma no violenta el conflicto social y económico que se ha generado con la socialización de la pérdidas causadas por el capitalismo de estado, y es si actúa la justicia, con contundencia, demostrando a la propia sociedad que existe la protección para los más débiles y que todos somos iguales ante la ley. Si no se produce, volverán los momentos más terribles de nuestra memoria. 





2 comentarios:

Thethundertraveller dijo...

Tienes bastante razon, algunos hemos vivido desde dentro de la banca esas practicas, que son particulares de cada entidad y por tanto no generalizables. Lo que si es cierto es que el que trabajaba con una caja ha perdido parte de su dinero, sin expectativas ni sospechas. Por tanto, las actuaciones han de ser sobre responsables concretos, y que la justicia gane legitimidad si estas personas han tenido responsabilidad directa en lo que ha pasado. Porque no sé si las personas que han perdido sus ahorros los recuperarán, aunque también ahí habrá todo tipo de situaciones. Creo que no se puede generalizar ni un problema, ni una solucion, que tambien seria injusta porque alguien tendria que poner el dinero (contribuyentes alemanes o españoles, aunque más bien los últimos)

----- jorge juan ---- dijo...

Si, está claro que cuando un entidad financiera pierde y se come el capital, el dinero saldrá de los ahorradores. Se oyen ruido de sables