continúa la innovación en Bitcoin: las cadenas laterales


¿Quieres que tu transacción sea confirmada en segundos? ¿Te interesa la posibilidad de armar complicados contratos que se impongan automáticamente? ¿Tu emprendimiento depende de “mini-micropagos”?, ¿de pagarés? ¿No te asusta la reserva fraccionaria? ¿Tienes otras ideas que te gustaría testear? Con las cadenas laterales todo esto sería posible sin abandonar Bitcoin, mediante un sistema de convertibilidad de dos vías. La idea es que puedas mover tus bitcoins desde la cadena de bloques original a una cadena lateral (y viceversa) con el fin de aprovechar las nuevas funciones que esta ofrece, si así lo deseas, sin tener que adquirir una nueva moneda.

La moneda de todas las cadenas sería el bitcoin. En las cadenas laterales, las unidades monetarias funcionarían como representaciones de bitcoins, a semejanza de las monedas fiat bajo el patrón oro – pero sin la posibilidad de aumentar arbitrariamente la masa monetaria. De esta manera, las diferentes cadenas podrían experimentar sin límites y competir exclusivamente en el campo de la funcionalidad, aprovechando las fortalezas de Bitcoin (seguridad de la red; efecto de red; liquidez; amplia distribución…) pero sin poner en riesgo la cadena de bloques principal.

Algo que los partidarios de la creación de altcoins independientes no suelen considerar es que si una nueva criptomoneda llegara a desplazar a Bitcoin en el futuro, nada garantizaría que no sea a su vez desplazada por otra. Esta sucesión de sistemas incompatibles entre sí desacreditaría a todas las criptomonedas (pues ninguna sería vista como durable, y por lo tanto confiable), y haría imposible el aprovechamiento de todas esas nuevas funciones. Sería como si en lugar de trabajar sobre TCP/IP los desarrolladores aspiraran a plasmar cada nueva idea en una nueva familia de protocolos de internet.





No hay comentarios: