libertad de oportunidades frente a subsidio clientelar


"Lo que a buen seguro no tiene ningún sentido es que el Estado impida con una mano que las personas prosperen por sus propios medios y, con la otra, les proporcione un subsidio para sacarlos de la situación de exclusión económica en la que previamente los ha colocado. Primero la libertad de oportunidades para que todos puedan salir adelante y mejorar sus vidas; luego, si acaso, la renta mínima de inserción. [...] Acaso uno de los ejemplos más flagrantes y visuales de esta trampa de la pobreza institucional sea otro de los subsidios estatales creados en su momento por el PSOE: el Plan de Empleo Rural de Andalucía y Extremadura. El PER ha terminado convirtiéndose en un entramado de intereses creados que nadie se atreve a erradicar [...] Y quien habla del PER podría hablar de la minería asturiana o las subvenciones a la industria automovilística para que mantenga plantilla.

La implantación de una renta mínima vital de ámbito nacional sin antes restablecer la libertad de mercado que el Estado ha destruido y que en gran medida la haría totalmente prescindible generalizará y apuntalará esa trampa de la pobreza institucional. No más autonomía y prosperidad individual, sino más dependencia ciudadana de un Estado providente en medio de una economía mediocre. La mejor política social no es el subsidio universal, sino respetar la libertad de cada ciudadano para integrarse productiva y cooperativamente en la sociedad sin obstáculos regulatorios ni exacciones fiscales que se lo impidan. Libertad de oportunidades frente a subsidio clientelar."

No hay comentarios: