la banca quiere destronar a Bitcoin utilizando la tecnología de la cadena de bloques


Hace menos de un mes saltaba la noticia: 9 grandes bancos de todo el globo se juntaban para “explotar y sacar partido a la tecnología Bitcoin”, tras los que se sumaban otros muchos, todas entidades de gran calibre. En el sútil lenguaje utilizado por los analistas bancarios, hablan de las fortalezas de la cadena de bloques, aunque obvian algunos de los ingredientes característicos de Bitcoin como moneda. A la cadena de bloques lo denominan “libros de cuentas distribuidos”. 

Según los bancos Bitcoin adolece de dos fallos: el cuello de botella de la cadena de bloques, que no permite en el desarrollo actual más de 7 operaciones por segundo, y que no es lo suficientemente "privado" para los bancos, ya que todas las transacciones son públicas y accesibles para cualquiera, si eso se quiere

Estos bancos emprendedores quieren una “blockchain” rebautizada como “distributed ledger” (libro de cuentas distribuido), que según ellos tendría menos riesgos… porque no sería ni pública ni realmente distribuida: serían cadenas contables bajo el control de los bancos, que serían los que tendrían acceso a dicha cadena. 

¿Alguien se imagina una blockchain (o distributed ledger) que pudiera impedir o revertir operaciones obedeciendo a los requerimientos estatales de bloquear, retener o confiscar bienes? ¿Acaso no había nacido Bitcoin para que nuestro dinero fuera nuestro y de nadie más? Sí, Bitcoin sí. 

Pero los bancos no tienen ninguna intención de que nuestro dinero sea nuestro, y menos mientras tengan la connivencia del estado y su maquina de imprimir billetes: tanto bancos como estado quieren lo mismo, y es que nuestro dinero siga siendo suyo y sólo suyo, que no lleguemos a una independencia económica que ponga en serio peligro la propia existencia del estado tal y como lo conocemos.

La protección de la rapacidad estatal es para muchos la principal razón para usar Bitcoin, y no parece que esos bitcoiners vayan a disminuir en número en el futuro, sino más bien lo contrario ante un escenario de fracaso económico global y de estados confiscatorios que ya sólo pueden sobrevivir a base de esquilmar a sus ciudadanos.

Bitcoin seguirá siendo la moneda –y el protocolo– asegurado por sus propios usuarios, y sometido exclusivamente a sus propias reglas (que los usuarios aceptan voluntariamente).

Por el contrario, la opción que ellos proponen está muerta antes de nacer: por mucho que se empeñen en llamar “distribuido” un libro de cuentas inter-banksters, su estructura es la de un sistema centralizado. La moneda –o protocolo– de los bancos, será digital, pero es peor aún que el papel moneda con el que hoy día nos siguen estafando.





2 comentarios:

Jorge Juan Garcia dijo...

El think tank japonés Nomura Research Institute (NRI) anunció que estudiará la tecnología de la cadena de bloques para evaluar su aplicación en el mercado de valores. NRI, el think tank más antiguo de Japón (fundado en 1965), ofrece servicios de consultoría y brinda soluciones tecnológicas a diversas industrias, incluyendo el sector de las finanzas. NRI planea finalizar la investigación en enero próximo. En declaraciones para CoinDesk, un portavoz de la compañía dijo: “Antes de comenzar con este proyecto hemos hecho un trabajo de carácter interno relacionado con la cadena de bloques. Esta es la primera vez que colaboraremos con empresas para realizar una prueba de concepto basada en esta tecnología”. Además de trabajar junto a Nomura Securities, la mayor y más antigua compañía de valores del país, el NRI cooperará con startups tecnológicas locales.

Jorge Juan Garcia dijo...

Los bancos no pueden crear una cadena de bloques