Europa ante la guerra, por Antonio Turiel


Europa se resiste a agonizar energéticamente. Y se resiste porque no hay plan B. No hay alternativa al modelo del crecimiento. No las hay, simplemente, porque es políticamente inaceptable. Así las cosas, la conciencia pública española tendrá que irse volviendo cada vez más bélica para poder adaptarse al único plan de futuro que hay ahora mismo sobre la mesa. Vendrán más guerras, inevitablemente. Guerras que se librarán en países extranjeros para asegurar el flujo de los vitales recursos, principalmente de combustibles fósiles. [...]

Digámoslo alto y claro: el colapso de la sociedad europea es inevitable si continuamos por la vía militar. Será un colapso económico, sí, pero también, y mucho antes, moral, si por mor de mantenir unos pocos años más un sistema insostenible renunciamos a los valores fundamentales en los que hace tiempo decidimos creer. 

La guerra no es la única opción para Europa, y desde luego no es la mejor. Europa puede y debe aspirar a mucho más que a intentar robar violentamente los últimos despojos de la era fósil [...] 

Fragmentos del post Europa ante la guerra de Antonio Turiel





No hay comentarios: