Antropoceno: el ser humano crea su propia época


«La humanidad está afectando al planeta, incluyendo procesos geológicos a largo plazo, de forma cada vez más intensa», aseguran los investigadores, del Servicio Geológico Británico (BGS) en un artículo publicado el pasado jueves en la revista científica 'Science'. Según sus cálculos, aproximadamente desde mediados del siglo XX, estas alteraciones son suficientemente distintas como para distinguirse del Holoceno, la que de momento aún se considera la época geológica presente.

Para estudiar cómo era el pasado remoto de la Tierra, los geólogos analizan las características de los estratos que se acumulan, en capas, por el propio paso del tiempo. Lo nuevo entierra lo viejo, lo comprime y lo esconde en el subsuelo. También analizan las bolsas de aire que se quedan atrapadas en el hielo y que acaban enterradas en lo más profundo de los lugares con nieves perpetuas. En los primeros encuentran pistas sobre la superficie del pasado, y en las segundas, sobre cómo era la atmósfera. Donde encuentran diferencias sustanciales entre dos capas señalan un cambio de época.

Aunque pueden encontrarse evidencias de cambios desde el siglo XIX, desde mediados del siglo XX son más claras. Las detonaciones atómicas, el aumento del nivel del mar y del CO2 en la atmósfera o la aparición de nuevos materiales dejan marcas permanentes en el suelo y en el aire.

«La humanidad ha alterado su entorno durante muchísimo tiempo», explica Colin Waters, investigador del BGS y líder del trabajo. «Pero recientemente se ha acelerado la diseminación de nuevos materiales como el aluminio, el cemento y los plásticos, que dejan su rastro en los sedimentos. La quema de combustibles fósiles ha dispersado ceniza por todo el mundo y, además, a esto se suman los años en los que se detonaron más bombas atómicas, que dejan radioisótopos esparcidos también». Por primera vez, son seres vivos los que alteran la geología, y no al revés.




No hay comentarios: