bienvenido al mundo de los 'Ryanair bancarios'




Entre junio de 2014 y junio de 2015 se eliminaron más de 1.600 oficinas y se despidió a casi 10.000 empleados bancarios. La sangría continua en 2016 con los anuncios de reducciones del Santander (450 oficinas y entre 850 y 1100 personas), el BBVA (2.800 oficinas y un número desconocido de empleos), CaixaBank (750 despidos pero manteniendo las oficinas) o Sabadell (moverá el 25% de su parque de oficinas al Reino Unido), por hablar solo de los grandes. Algunos cálculos estiman el cierre durante 2016 de 9.000 oficinas y el despido de casi 35.000 personas en la que sería la mayor contracción del negocio bancario en democracia. La banca se retira del barrio, hace años que ha reducido su interés en el negocio de los pequeños ahorradores, pero con las políticas de intereses mínimos del Banco Central Europeo (BCE), las entidades han perdido los complejos y se han quitado la máscara.

Si no eres un cliente VIP, con sueldo muy alto o un trabajo muy estable -funcionario medio o alto, por ejemplo-, el banco pasará de ti; prefiere hacer negocio mediante fondos de inversión o comprando deuda soberana a los países, que tiene unos intereses mucho más elevados.

Con este escenario, la reacción de los bancos ha sido unánime: cerrar masivamente oficinas, despedir empleados y ganar eficacia con la digitalización radical del servicio, que afecta tanto a todas las operaciones posibles que antes te hacia el empleado como a la captación de clientes para nuevos productos.

El negocio de captación también se desplazará a internet: la idea es captarte mediante simuladores y otras herramientas, porque serás tú el que irás a buscar un seguro, un préstamo o la apertura de una cuenta". Por un lado este sistema tiene la ventaja de que permite a los bancos ser más competitivos en precios en cuanto a sus ofertas de seguros o de cuentas bancarias, ya que a esta escala les sigue interesando nuestro dinero.

La idea final es hacer una especie de 'Ryanair bancario', con buen servicio pero en el que sumando al producto los extras y el coste de gestión del mismo, acabes pagando algo parecido a lo que pagas ahora.





No hay comentarios: