consejos para prepararse para el colapso (Richard Heinberg)


Traducción de un documento de Richard Heinberg publicado en el grupo Colapso en 2011:

¿Qué podemos hacer en lo personal? (del documento de Richard Heinberg)
  • Lo primero que tienes que hacer es realinear tu pensamiento. A la mayor parte de las personas su perspectivas y prioridades están moldeadas por el sistema económico donde nos movemos, así como por los mensajes de políticos y medios de comunicación más convencionales. Muy a menudo dejamos que piensen por nosotros. Como se puede haber visto, la realidad "normal" en que nos encontramos puede estar basada en aseveraciones incorrectas; bajo estas premisas no te puedes permitir que personas que dan por hecho esta realidad convencional piensen por ti.
  • Es esencial que empieces a pensar por tí mismo. Si todavía no lo has hecho, comienza a aprender el pensamiento crítico. Una buena manera de empezar es estar alejado del "mass media" observando la naturaleza un tiempo. Desarrolla tu propio sistema autocorrector de pensamiento crítico. No significa estar aislado del mundo, pero prioriza la información y cuestionala.
  • Cuando nos damos cuenta de que hay "amenazas" a nuestro modo de vida actual, es natural que te defiendas de ello (por negación, atacando al mensajero, etc). Nuestro modo de vida actual no va a poder continuar por una serie de circunstancias que están concurriendo. Mejor que luchar en contra de ello es adaptarse a la nueva situación.
  • Las palabras más simples (y difíciles) que describen el futuro son: menos, más lento, más pequeño, (y la más difícil de todas) más pobre.
  • La ley de White define el desarrollo como el índice per capita de consumo de energía. Como este índice ya está descendiendo globalmente, nuestra capacidad potencial de sostener individuos por encima del nivel de la hambruna se está viendo reducido.
  • Ser pobre no es lo peor que le puede pasar a un individuo. A lo largo de la historia la mayoría de la humanidad se ha desarrollado en condiciones más penosas. Hay estudios sobre la felicidad que demuestran que podemos ser igual o más felices con una fracción de los recursos que consumimos.
  • La parte más difícil de una adaptación desde un ritmo de consumo más elevado de recursos a uno menor es psicológica. Todos hemos crecido en la era industrial (y nuestros antepasados más directos) en una época de crecimiento sin igual en la historia. Hemos sido condicionados por la publicidad y el "mass media" y segregamos dopamina como recompensa cada vez que consumimos (tenemos un nuevo móvil, ropa, coche, etc). Por tanto, es adictivo. Ajusta tu sistema de recompensa a tus actividades mentales y físicas.
  • La espiritualidad o la inmersión en ciertas filosofías pueden ayudar.
  • Aprende de los que ya viven con menos (menos energía). Podemos aprender más de gente que se le da bien con menos, que de los idolos mediáticos.
  • Las personas más útiles para aprender de ellas son las que han pasado una situación de colapso económico, en españa podríamos hablar de la guerra civil y su posguerra; argentina en 2001; etc.
  • Desarrolla una estructura de autosuficiencia en tu mente. Permacultura. Tecnología primitiva. Observación de la naturaleza. Habilidades de supervivencia en el campo.
  • Ponte en forma.
  • Piensa "localmente". Cuando compras comida, con tu banco, con tu entretenimiento, etc.. Elige donde acaba tu dinero.
  • ¿Donde debería vivir? Donde esté tu capital social, amigos, familia. Muevete en caso de que veas un riesgo por la situación debido a un colapso económico. (Por ejemplo y claramente en EEUU Las Vegas, por el agua, juzga tu).
  • ¿Debería comprar oro, plata, etc? Puede ser una buena idea tener algo para poder cambiar en caso de necesidad en condiciones extraordinarias (como un corralito). A esto añadiría que la acumulación de grandes cantidades tampoco serviría de nada si no haces nada de lo demás.
  • Invierte en tu comunidad local. Es quien te va a apoyar en caso de necesidad, no McDonald's.
  • Planta y procesa tu comida (en la medida de lo posible).
  • Salud. Tenemos un gran sistema de salud, pero es muy vulnerable a las restricciones de energia. Lo mejor es una actitud preventiva. Comer sano, ejercicio, etc.
  • Transporte. Intenta viajar menos. Ten una bicicleta o una moto eléctrica, con ruedas de recambio. Transporte público, coches más eficientes. En el futuro tendremos más dificultades al respecto. Mejor acostumbrarse antes.
  • Electricidad. Busca las maneras de reducir. Todos sabemos de esto, así que no detallo más.
  • Conoce a tus vecinos, esas personas con las que no tienes nada en común. 
Más añadidos:
  • Consumo más responsable. Recomiendo como comienzo la guía de greenpeace. Ahorras dinero y votas con tu compra:
  • Ser positivos ;)
  • Reduce tu consumo: Deja de comprar todo hecho y haz en casa lo que sepas hacer.
  • Aprende a hacer lo que no sepas.
  • Intercambia con tus amigos las cosas que no necesites.
  • Reduce los residuos que generas.



No hay comentarios: